Estas imágenes pretenden ahondar en la esencia cultural de la nación norteamericana a través de los espacios religiosos de los diferentes grupos étnicos. Una arquitectura de la espiritualidad, que en su viaje del país nativo a la gran metrópolis, se convierte por necesidad en una construcción doméstica y de la cotidianeidad. Los templos se transforman, su estilo y estética historicista deviene en naturaleza sobria y funcional. El objetivo último, erigirse en esencia de hogar y comunidad en un exilio geográfico.

share