Un viaje por la costa este de Australia inspira este trabajo fotográfico que muestra las similitudes entre el imaginario cultural norteamericano y el australiano a través de la arquitectura doméstica.

Tomadas de noche sin mas ayuda que la de un trípode, estos hogares unifamiliares dejan que sean los escenarios los que nos hablen de sus protagonistas.
A través de la “objetualización” de las personas que habitan estas casas, las fotografías nos dejan intuir sus vidas a través de sus calles, sus coches, sus barcos y esos semiocultos interiores tan íntimamente expuestos.
Imágenes que narran el modo de vida de estas comunidades y nos traen recuerdos del “Sueño Americano”.

 

share